Iglesia de El Salvador

La Iglesia de El Salvador, situada en el histórico barrio de la Villa, comenzó a construirse en el año de 1380 en el solar de una ermita dedicada a Santa Bárbara. En 1409 fue declarada iglesia principal de La Villa y en 1519, ante las frecuentes disputas, la rota dictaminó la preeminencia de la iglesia del Salvador sobre la iglesia de San Nicolás. Fue declarada parroquia principal en 1601 y en 1647, en virtud de una Bula Papal otorgada por Inocencio X, se le otorgó el título de Iglesia Arciprestal.

 

 

FACHADA
Al igual que en la Iglesia de Santa María, también en el barrio de la Villa, sobresale la portada de estilo gótico flamígero.
En el tímpano destaca la Majestad del Señor con la figura sedente de Cristo, circunscrita en una mandorla de ángeles. Se muestra con una mano alzada en actitud de juzgar mientras sostiene en la otra mano el libro de la Sagrada Escritura. Por esta actitud, la figura de Cristo en majestad es también conocida como «Pantocrátor», en referencia a su poder sobre todas las cosas.
Las arquivoltas presentan cinco pares de ángeles con los instrumentos de la pasión y seis pares de vírgenes mártires.
Las jambas laterales mostrarían a los doce apóstoles, aunque están incompletas y sólo puede distinguirse a san Pedro.
En el parteluz se encontraba hasta 1936 una imagen de la Virgen María.

INTERIOR
El interior cuenta con una nave central y dos laterales con capillas adosadas en sus contrafuertes. Las naves se dividen en cuatro tramos y la cabecera. El primero, a los pies, corresponde al acceso y hace las veces de umbral. En el tercer tramo y en los ábsides, así como en las naves laterales, se aprecian las crucerías góticas, aunque cubiertas por la ornamentación barroca llevada a cabo por el maestro Juan Pérez Castiel.

 

 

CAMPANARIO
La torre campanario actual es del último tercio del siglo XVIII con su base de piedra y su parte superior de ladrillo, con seis arcadas para sus seis campanas.

CAPILLA DE LA COMUNIÓN
La Capilla de la Comunión, de estilo neoclásico, fue construida a mediados del siglo XVIII por Juan Pérez Castiel, sobre el solar de una antigua casa-abadía adosada a la iglesia del Salvador.

 

El 4 de junio de 1931 fue declarada, junto con la iglesia de Santa María, Monumento Nacional. En agosto de 1936 el interior de la iglesia quedó totalmente arrasado desapareciendo imágenes, retablos, archivos y ornamentos, los cuales fueron quemados en la misma puerta de la iglesia.

Comentarios cerrados.